Liposucción

 

La liposucción es una técnica quirúrgica que permite eliminar por aspiración cúmulos de grasa localizados en múltiples áreas del cuerpo y del rostro: mejillas, cuello, abdomen, brazos, espalda, caderas, región glútea, muslos, rodillas y tobillos.

El objetivo es obtener un contorno corporal armónico, siendo un procedimiento idóneo para eliminar cúmulos de grasa concentrados y resistentes, pero no constituye un tratamiento para la obesidad ni sustituye la pérdida de peso mediante una dieta equilibrada y ejercicio físico regular.zonaliposuccion

En caso de que esos cúmulos de grasa presenten también un exceso de piel, la liposucción podría ser sugerida como una técnica complementaria, ya que lo adecuado es emplear otro tipo de cirugía que permita eliminar el exceso de grasa y de piel.

La cantidad de tejido adiposo que se puede extraer en una sesión de liposucción, normalmente, ronda los 2 o 3 litros, aunque esta cantidad puede variar según el estado de salud, la complexión y la elasticidad cutánea, pudiendo llegar o superar los 10 litros.

La liposucción se puede realizar en cualquier período del año, aunque se recomienda evitar el verano porque con el calor puede resultar incómoda la faja elastica que se llevará puesta durante el posoperatorio. Además, tras una liposucción se desaconseja  tomar el sol durante al menos 4 semanas.

La duración de esta intervención varía en función de la zona a tratar, su extensión y del tipo de anestesia.

Por ejemplo, puede durar desde 30 minutos para una pequeña liposucción de papada o 3 horas para una liposucción de abdomen y flancos.

Antes de la cirugía
Las recomendaciones previas a una liposucción son similares a las de cualquier otro tipo de intervención.

Existen condiciones del estado de salud general del paciente por las que puede desaconsejarse la realización de intervenciones quirúrgicas que no sean urgentes o extremadamente necesarias (por ejemplo: cardiopatias o patología respiratoria grave).
Asimismo, se deben tener en cuenta algunas medidas preventivas antes de una cirugía. Entre ellas:
-Evitar el uso de fármacos que contengan ácido acetilsalicílico (ej. Alka Seltzer, Aspirina, Adiro, etc.).
-Dejar de fumar o reducir al mínimo el consumo al menos dos semanas antes y después de la cirugía.
-El día previo a la cirugía, eliminar esmalte de uñas de manos y pies.
-El día de la operación se debe estar en ayunas desde la noche anterior, no maquillarse y no llevar puestos objetos metálicos (ej.pendientes, piercing, anillos, etc.).

Liposucción: cómo se hace, anestesia y duración
ilustracionliposuccionLa técnica consiste en introducir en las áreas a tratar una cánula, conectada a una jeringa especial o a una máquina de presión negativa, mediante la cual se fragmenta y se aspira el tejido graso.

El tejido graso extraído puede ser procesado en una centrifugadora para rellenar otras áreas del propio paciente mediante la técnica lipofilling.

Existen varios tipos de cánula, que se diferencian en forma, número de agujeros, grosor y largo. Se utilizará una u otra, o se combinarán, según el área a tratar.

El tipo de anestesia que se usa varía, pudiendo ser local, epidural o general:
-La anestesia local se emplea cuando se tratan áreas limitadas como, por ejemplo, la papada o las rodillas.
-La anestesia espinal se usa para tratar áreas más extensas ubicadas en la parte inferior del cuerpo.
-La anestesia general está indicada cuando se van a tratar zonas de la parte superior del cuerpo, cuando son múltiples áreas a tratar o por petición expresa del paciente.

Después de la cirugía: condición física y posoperatorio
Antes de realizar una liposucción y durante los 5-7 días siguientes a la intervención se recetará un antibiótico para prevenir posibles infecciones. Asimismo se recetarán antiinflamatorios después de la cirugía, que ayudan a mejorar las molestias del posoperatorio.

Tras finalizar la liposucción, el cirujano colocará un vendaje compresivo o banda elástica cuya acción de presión reducirá la formación del edema posoperatorio (hinchazón) y favorecerá la remodelación de los tejidos. Esta banda elástica o faja, según la zona, se utilizará día y noche durante las siguientes 6 semanas, para reducir la retención de líquidos y favorecer la cicatrización de los tejidos.

De forma general, se requiere reposo la primeras 24-48 horas tras una liposucción. Este reposo no es absoluto, es decir, el paciente deberá deambular despacio pero con relativa frecuencia, evitando permanecer demasiado tiempo acostado o sentado. Asimismo, se aconseja que cuando esté tumbado, ponga un apoyo bajo las piernas para que queden ligeramente levantadas.

Posteriormente se podrán retomar las actividades cotidianas y laborales, gradualmente, siempre que no requiera la realización de esfuerzos o movimientos que afecten particularmente las áreas intervenidas.

Sin embargo, si la zona tratada fuera muy limitada y se hubiera practicado bajo anestesia local, las condiciones de reposo serán diferentes y se indicarán tras la intervención según el área intervenida.

En cuanto a las relaciones sexuales, se considera que se pueden mantener tras 1-2 semanas desde la intervención.

Para retomar actividades deportivas se recomienda esperar, al menos, 3 semanas. Tras aproximadamente un mes de la intervención se aconseja el inicio de una práctica deportiva como la natación, que ayudará a tonificar los musculos y a cicatrizar los tejidos.

Posibles complicaciones
Como todo proceso médico-quirúrgico, la realización de una liposucción no está exenta de complicaciones. Entre las más frecuentes destacan:
-Hematomas: son frecuentes y se resuelven de forma espontánea.

-Irregularidades cutáneas: se producen por anomalías en el proceso de cicatrización subcutánea. Para resolver el adpecto irregular se recomiendan ciclos de masajes o, en casos resistentes, un pequeño retoque quirúrgico en anestesia local.

-Sensibilidad cutánea alterada: se puede producir una pérdida de sensibilidad o un aumento de la misma en el área tratada. Por lo general es una complicación temporal que mejora de forma espontánea en poco tiempo.

-Asimetría: puede existir asimetría entre los dos lados del cuerpo, debido generalmente a una asimetría previa fisiológica que se ve acentuada.

Te puede interesar: «Después de una liposucción, ¿se vuelve a engordar?»

Posted in Cirugía del contorno corporal.