Rinoplastia: cirugía de la nariz

La rinoplastia es el tratamiento quirúrgico que permite modificar la forma de la nariz: reducir o aumentar su volumen, modelar la punta y/o el dorso, cambiar el ángulo naso-labial y el fronto-nasal. Este tipo de intervención también se realiza para corregir problemas nasales congénitos, traumáticos o en casos en los que se manifieste dificultad respiratoria.

Antes de decidir si desea someterse a una rinoplastia, es aconsejable madurar la idea del resultado que desea obtener y que lo discuta con el cirujano, con objeto de conocer si los resultados reales pueden satisfacer sus expectativas.

Hay distintas técnicas de rinoplastia. Puede emplearse técnica abierta o cerrada, según el tipo de corrección y las preferencias del cirujano. En general, es una intervención que no deja cicatrices visibles, ya que la mayor parte de las incisiones se realizan en el interior de la nariz. En el área externa podría quedar alguna cicatriz prácticamente imperceptible en caso de rinoplastia remodeladora de las narinas, rinoplastia abierta o rinoplastia por fractura ósea.

Antes de la cirugía 

Las recomendaciones previas a una rinoplastia son similares a las de cualquier otro tipo de intervención.

Existen condiciones del estado de salud general del paciente por las que puede desaconsejarse la realización de intervenciones quirúrgicas que no sean urgentes o extremadamente necesarias (por ejemplo: cardiopatías o patología respiratoria grave). También se desaconseja realizarse una rinoplastia hasta que no se haya completado el desarrollo de las estructuras nasales, es decir, sobre los 16 años en mujeres y los 17 años en hombres.

Asimismo, se deben tener en cuenta algunas medidas preventivas antes de cualquier cirugía. Entre ellas:

-Evitar el uso de fármacos que contengan ácido acetilsalicílico (ej. Alka Seltzer, Aspirina, Adiro, etc.).
-Dejar de fumar o reducir al mínimo el consumo al menos dos semanas antes y después de la cirugía.
-El día previo a la cirugía, eliminar esmalte de uñas de manos y pies.
-El día de la operación se debe estar en ayunas desde la noche anterior, no maquillarse y no llevar puestos objetos metálicos (ej.pendientes, piercing, anillos, etc.).

Rinoplastia cómo se hace, anestesia y duración

La rinoplastia consiste en la realización de pequeñas incisiones en el interior de la nariz para remodelar la estructura ósea y cartilaginosa, según la técnica correctora que haya determinado el cirujano.

Si además de modificar la estructura es necesario aumentar, se utilizará cartílago extraído del proprio paciente.

Es una intervención que se realiza bajo anestesia general, aunque hay algunos casos en los que se puede hacer en anestesia local con sedación.

En todo caso, requiere una noche de hospitalización tras la intervención.
La duración de una rinoplastia oscila entre hora y media y tres horas, según la técnica que se emplee.

Después de la cirugía: condición física y posoperatorio

En los días previos a la cirugía y durante los 5-7 días posteriores, el paciente deberá tomar antibiótico para disminuir el riesgo de complicaciones por infección. Asimismo, se pautarán antiinflamatorios para que el posoperatorio resulte más confortable.

Al finalizar la cirugía se tamponarán las fosas nasales y se colocará una pequeña estructura de yeso en el dorso de la nariz, para asegurar la inmovilización.

Pocas horas después de la intervención el paciente purde deambular y ducharse elcuerpo. El pelo o podrá lavarse hasta 3 o 4 días después de la cirugía.

A las 48 horas, aproximadamente, se retiran los tamponamientos de las fosas nasales. Tras una semana se retirará el yeso del dorso y se colocará uno solo durante otra semana que se llevará puesto solo por la noche.

El dolor suele ser mínimo, pero sí hay sensación de incomodidad por la hinchazón durante las primeras dos semanas y por la pequeña escayola.

No se puede conducir vehículos hasta pasada una semana.
En cuanto a actividad deportiva, las dos primeras semanas no se debe realizar ningún tipo de deporte. Depués se debe evitar todo deporte de contacto, incluida la natación, y prácticas propensas a ocasionar traumas. Si se sufre un golpe en la nariz durante los primeros meses se verá comprometido el resultado final de la cirugía.

Durante los primeros meses tampoco se deberá tomar el sol ni exponerse a calor (ej. Sauna), dado que el calor aumenta el edema.
El resultado definitivo se observará alrededor de un año después de la cirugía.

Posibles complicaciones

Como toda intervención quirúrgica, la realización de una rinoplastia no está exenta de complicaciones. Aunque raras, entre las complicaciones más frecuentes destacan:

-Sensibilidad cutánea alterada: puede haber una sensibilidad disminuida o aumentada en la zona intervenida. Es una complicación rara que remite de forma espontánea en pocos meses.

-Hematoma: un aumento de la tensión arterial durante el posoperatorio inmediato puede suponer que los vasos sanguíneos de la zona intervenida vuelvan a sangrar. Esto se resuelve con presión externa. Ocasionalmente puede ser necesario reintervenir para cauterizar los vasos.

-Infección: se presenta en el 1-2% de los casos y requiere replantear la terapia antibiótica y mayor seguimiento posoperatorio.

-Irregularidades: puede aparecer asimetría, ligera desviación o irregularidad cutánea, debido al proceso de cicatrización. Es raro, pero en caso necesario, se puede realizar una revisión quirúrgica.

Pide tu cita para Rinoplastia en Santa Cruz de Tenerife.

Dr. Christian Casale. Hospital Parque, consultas externas, calle General Antequera. Teléfono de centralita: 922 27 44 00

También puedes pedir cita o solicitar información por whatsapp: 675 468 388

Posted in Cirugía del rostro and tagged , , .