Drenajes en cirugía mamaria: ¿son necesarios?

Los drenajes suscitan numerosas dudas entre los pacientes cuando se va a programar una cirugía mamaria e, incluso, hay quien se cuestiona la necesidad de colocarlos. Estas dudas surgen sobre todo por la confusión que generan los reclamos comerciales como «posoperatorio inmediato sin drenajes», que presentan el no uso de drenajes como una ventaja añadida a la calidad quirúrgica: error, es una mera técnica de venta.

A continuación resuelvo las tres dudas más frecuentes en relación a los drenajes después de una mamoplastia de aumento, mamoplastia de reducción, mastopexia, mastectomía, recambio de prótesis, entre otras cirugías mamarias.

➡️¿Por qué se colocan drenajes tras una cirugía mamaria?

Los drenajes permiten el vaciado de la producción hematolinfática excendente, de manera que impide que en la cavidad intervenida haya acumulación de líquidos. De esta manera, se favorece la adhesión de los tejidos y se monitoriza la buena evolución de la cirugía, lo que dismuye la aparición de complicaciones como hemorragias, hematomas o seromas.

➡️¿Cuanto tiempo hay que llevar drenajes tras una cirugía mamaria?

No hay un criterio único, depende de cada paciente y del tipo de intervención. Lo habitual es que se lleven durante las primeras 24-48 horas tras la cirugía mamaria. Siempre se controlará la cantidad y tipo de líquido drenado para decidir el momento adecuado de retirada.

➡️¿Hay técnicas de cirugía mamaria que permiten evitar los drenajes?

No, el reclamo «sin drenajes» responde a cuestiones de marketing, ya que al no ser confortables su omisión parece una ventaja para el paciente.

Por poco que se drene, mejor que no se acumule en la cavidad intervenida. Es cierto que una correcta coagulación de los vasos sanguíneos (hemostasia) durante la cirugía y una correcta ejecución técnica propician que el material de drenaje sea menor, pero no son garantía de que no aparezcan complicaciones vinculadas a la acumulación de sangre y líquido si no se usa drenajes (hematoma, seroma, hemorragia, etc).

 

¿Tienes dudas? ¡Pregúntame!

Dr. Christian Casale | Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

📲 (0034) 675 468 388 (WhatsApp)

Santa Cruz de Tenerife

 

Formulario de contacto

Instagram

Facebook

 

 

Lipofilling: transferencia de grasa

El lipofilling o transferencia de grasa es una técnica de relleno que utiliza el tejido graso del proprio paciente para mejorar el rostro, las mamas o el contorno corporal. Con esta técnica se rellenan áreas que presentan hundimientos, asimetrías, carencias de proyección, malformaciones y cicatrices anormales. Asimismo, el lipofilling se emplea para aumento del volumen mamario, sobre todo, en reconstrucción de mama.

Para que esta técnica ofrezca resultados apreciables se requiere habitualmente más de una sesión. El número de sesiones variará según el área a rellenar y el volumen. La mayoría de las veces, serán necesarias al menos dos sesiones con distancia de al menos 3 meses entre ellas.

Hay que tener en cuenta que con esta técnica se trabaja tejido vivo, por lo que el resultado es variable. No todas las células transferidas se mantendrán y el volumen inicial suele reducirse por reabsorción hasta estabilizarse. Por tanto cada paciente obtendrá un resultado diferente.

Posteriormente, este tejido se comportará como el resto del tejido graso del paciente: se modificará con variaciones de peso y con el paso del tiempo.

Antes de la cirugía

Como en otros procedimientos quirúrgicos, antes de realizar un lipofilling es necesario que el paciente no tome medicación que contenga ácido acetilsalicílico o anticoagulantes y que deje de fumar al menos en las dos semanas previas y posteriores a la realización del tratamiento.
Dado que se realizará liposucción para extraer la grasa con la que se procederá a rellenar, se recomienda leer en qué consiste este proceso: LIPOSUCCIÓN

Lipofilling: cómo se hace, anestesia y duración

El lipofilling consiste en extraer mediante liposucción tejido graso del propio paciente para luego infiltrar ese tejido adiposo en las zonas a tratar, previamente tratado en centrifugadora.

Lipofilling

Puede realizarse bajo anestesia local, peridural o general, según la localización y extensión de la zona a tratar y la zona donante (donde se realizará la liposucción).

La duración de este procedimiento dependerá de la extensión de las zonas a tratar y del tipo de anestesia requerido.

Después de la cirugía: condición física y posoperatorio

En las áreas liposuccionadas se colocará un apósito absorbente y una banda elástica que ejercerá compresión para contener el edema y favorecer el modelamiento de los tejidos. Este vendaje elástico deberá llevarse puesto durante 4-6 semanas.

Para rellenos pequeños no se requiere hospitalización. En casos en los que estén implicadas varias zonas y la liposucción y lipofilling sean más extensas, es necesario que el paciente ingrese una noche en hospital.

En el posoperatorio inmediato se requiere un período de reposo con deambulación ligera durante las 24-48 horas posteriores a la liposucción+lipofilling. En la primera semana tras la intervención se tomará antibióticos y antiinflamatorios.

Para retomar actividades deportivas será necesario esperar 4 semanas tras la realización de la intervención. Asimismo, inicialmente se desaconseja la exposición directa al sol para evitar hiperpigmentación.

Posibles complicaciones:

El lipofilling es un procedimiento seguro pero no está exento de posibles complicaciones. Algunas de ellas podrían ser:

-Infección: a pesar de trabajar en óptimas condiciones de higiene y de utilizar tejido propio en vez de materiales artificiales, existe riesgo de que se produzca una infección. Es un riesgo bajo y se resuelve con terapia antibiótica y curas frecuentes.

-Irregularidad: puede ser que tras rellenar el área presente una superficie irregular debido a una anomalía en el proceso de cicatrización o de reabsorción de las células grasas. La solución es recurrir a masaje específico y, si esto no lo resuelve, realizar una intervención de corrección en anestesia local. Ocasionalmente no se logra una corrección total.

-Sensibilidad alterada: puede producirse hipersensibilidad o, por el contrario, falta de sensibilidad en la zona tratada. Es una rara complicación que se resuelve sola en pocos meses

-Asimetría: puede existir asimetría por reabsorbimiento del tejido graso de forma diferente según el área. En casos severos se puede recurrir a corrección mediante otras sesiones de lipofilling.

Pide tu cita para Lipofilling en Santa Cruz de Tenerife.

Dr. Christian Casale. Hospital Parque, consultas externas, calle General Antequera. Teléfono de centralita: 922 27 44 00

También puedes pedir cita o solicitar información por whatsapp: 675 468 388

Medicina_estetica

¿Medicina estética facial solo para pieles maduras?

Es frecuente que pacientes jóvenes acudan a la consulta para preguntar qué opciones existen para mejorar algunos rasgos faciales como surcos, falta de proyección o arrugas, pero perciben los tratamientos de rellenos o con toxina botulínica como procedimientos para gente que tenga una piel madura.
Efectivamente, los rellenos y la toxina botulínica se emplean para combatir los signos del envejecimiento cutáneo, pero muchos de estos signos que asociamos a la edad, a menudo, son rasgos propios que no dependen de ser joven o viejo sino de la calidad de la piel, la disposición del tejido graso en el rostro o la fuerza de la musculatura facial que acentúa las líneas de expresión.

¿A partir de qué edad?
De forma general, los tratamientos de medicina estética facial tienen un rango de edad amplio, comenzando desde los 30 años con las primeras arrugas.

Esteticafacial
Pero no todas las personas envejecen de la misma manera porque no todas las pieles son iguales ni los cuidados aplicados a lo largo del tiempo son los mismos. Es obvio que una persona que haya abusado del tabaco y del sol sin protección solar adecuada tendrá un cutis menos terso que una persona no fumadora y con menor fotoenvejecimiento, independientemente de la edad. Por todo ello, los tratamientos de medicina estética facial no son exclusivamente para personas maduras.
Existen casos de pacientes jóvenes, incluso de veintipocos años, que se encuentran incómodos por tener unas mejillas extremadamente hundidas o un entrecejo con líneas de expresión muy marcadas. Estos pacientes son también candidatos para tratamientos de medicina estética facial.

A tener en cuenta:
-La toxina botulínica no pierde efecto por comenzar a aplicarla a una edad «temprana». Es más, si no se espera a tener las arrugas excesivamente pronunciadas se obtendrá no solo el efecto antiarrugas del tratamiento en sí sino también un efecto preventivo debido a que la relajación muscular retrasará la aparición de arrugas más profundas.

-Los rellenos con ácido hialurónico son temporales pero su aplicación deja un remanente fibroso que hace que cada vez se requiera menos producto.

-Si objetivamente hay indicaciones para rellenar con ácido hialurónico, infiltrar toxina botulínica o realizar mesoterapia facial, NO hay edad para comenzar en personas adultas.

Pide tu cita para medicina estética en Santa Cruz de Tenerife.

Dr. Christian Casale. Hospital Parque, consultas externas, calle General Antequera. Teléfono de centralita: 922 27 44 00

También puedes pedir cita o solicitar información por whatsapp: 675 468 388